Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | La importancia de ejecutar los stops Inversiones ruinosas a largo plazo por David Galán
20342
post-template-default,single,single-post,postid-20342,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

19 Ago 2011 La importancia de ejecutar los stops Inversiones ruinosas a largo plazo por David Galán

Muchos inversores cuando comienzan en bolsa, solo piensan en una cosa, en la rentabilidad. De hecho es muy frecuente que el inversor no tenga un plan de trading, ni un método de inversión y compran pero después no saben cuando vender, dado que no ha habido una razón objetiva por la  cual han tomado esa decisión. Es solo cuando la inversión se comienza a torcer cuando se acuerda del stop o de donde debería de limitar las pérdidas. El problema es que muchos inversores se encomiendan al largo plazo cuando una inversión de corto plazo sale mal. Este es uno de los errores más comunes y más peligrosos que comete el inversor y en la mayoría de ocasiones las estrategias de largo plazo no son más que estrategias de corto plazo que han salido mal.

Hay que respetar la máxima de cortar pérdidas y dejar correr beneficios, aunque la mayoría de inversores hacen lo contrario, cortan ganancias y dejan correr pérdidas y es que para una gran mayoría cerrar una operación con pérdidas supone un problema. El pequeño inversor debe cambiar esa forma de operar o la ruina será su destino y comenzar a operar como si fuese una mano fuerte o un trader profesional; es decir convivir con las pérdidas. Las pérdidas son parte del negocio y es siempre mucho mejor perder un 7% que perder un 80% y ya no poder vender. Cuando se pierde un 80% ya no hay solución, y al inversor solo le queda la esperanza de encomendarse al largo plazo. Además siempre es mejor cerrar posiciones cuando un activo entra en tendencia bajista, ya que las tendencias pueden durar años e ir contra tendencia es un pasaporte directo a las pérdidas.

Además si un inversor compra un activo a 10 euros y el activo baja de 10 a 1 ha perdido el 90% y eso es mucho, pero el problema es que para recuperar la inversión no necesita que el activo suba un 90%, sino que suba un 1000%. Siempre es mucho mejor situar un stop y ya habrá otra ocasión para tomar posiciones cuando el activo cambie su tendencia. Es vital por ello utilizar el análisis técnico y no estar nunca comprado en un activo bajista y mucho menos no situar un stop cuando se opera contra tendencia….

Contra la creencia mayoritaria de que cerrar con pérdidas es una tontería y es mejor aguantar pérdidas latentes porque se puede recuperar a largo plazo os recomiendo la lectura de un artículo que publiqué hace un año planteándome la siguiente pregunta: ¿sube la bolsa subía a largo plazo.?

Hoy expongo varios ejemplos en los que queda claro que ir a largo plazo no es sinónimo de beneficios. Además de que las empresas quiebran y desaparecen y por lo tanto dejan de cotizar, hay numerosos ejemplos de caídas muy fuertes y de activos que se encuentran muy lejos de su zona de máximos. Además hay que pensar en el coste de la vida, la subid adel IPC y el coste de oportunidad de tener el dinero preso o “pillado”. Y ejemplos donde los dividendos no han servido para paliar cuantiosas pérdidas. (Todos los gráficos que se exponen a continuación son con ajuste de dividendo).

Es cierto que hay valores que han tenido un gran comportamiento como Apple, Red Eléctrica, Caterpillar o Inditex pero nos vamos a centrar en numerosos ejemplos donde queda claro que no ejecutar un stop y no limitar las pérdidas puede salir muy muy caro en el largo plazo.

Ya hemos comentado que los índices tienen la ventaja frente a las empresas cotizadas, que no quiebran y que además seleccionan los valores más fuertes, pero aun asi viendo los ejemplos del MIB 30 italiano del Nasdaq 100 o del Nikkei como tampoco ir a largo plazo sin tener en cuenta el timing o punto de entrada es sinónimo de los beneficios.

En el caso del MIB 30 italiano podemos ver como desde niveles actuales tendría que multiplicarse x más de 2 para volver a máximos del año 2000. El caso del Nikkei es todavía peor ya que tendría que multiplicarse x 4 para volver a niveles del año 1990( hace 21 años) a lo que habría que sumarle la subida del coste de la vida. Y para finalizar con los índices el Nasdaq 100 que tendría que multiplicarse x más de 2 para volver a niveles del año 2000. Mencionar que el Eurostoxx, principal índice europeo tendría que multiplicarse x 2 para volver a máximos del año 2000.

Viendo índices nos hemos dado cuentas que el que si te equivocas eligiendo el momento para entrar( el timing) la inversión puede ser ruinosa, aunque se haya apostado por índices y aunque se esperen años. Pero si buscamos ejemplos de este tipo con acciones de bolsa española el panorama es mucho más desolador. Como ejemplos citar que dentro del Ibex Sacyr tendría que multiplicarse x 8 para que recuperasen la inversión los que invirtieron en el valor hace 5 años en 2006 y Gamesa x más de 6 para volver al máximo de hace 3 años.

Si nos encontramos esos ejemplos dentro del Ibex más duros son los ejemplos de malas inversiones de largo plazo que pudieron hacerse en valores que pertenecen al mercado continuo, aunque algunos de ellos en su día cotizaron en el Ibex( pero como ya os dije el Ibex va seleccionando los valores más fuertes y deshaciendose de los débiles).

A continuación muestro los gráficos de Ezentis( antigua Avanzit y antigua Radiotronica) que para recuperar los niveles de máximos del año 98 tendría que multiplicarse x 70. Colonial valor que abandonó el Ibex hace unos años y que tendría que multiplicarse x 91 para regresar a los máximos del año 2007. Prisa, otro valor que hace unos años pertenecía al Ibex, se tendría que multiplicar x 18 para volver a máximos del año 2000. Zeltia tendría que multiplicar su precio actual x 9 para que los que compraron en el año 200 quedasen a pre. Ercros tendría que multiplicarse x 34 para volver a máximos del año 1990. Solaria tendría que multiplicarse x 12 para que los que compraron en máximos del año 2008 recuperasen la inversión. SOS tendría que multiplicarse x 17 para volver a los niveles de máximos del 2007 y el caso más desolador es el de Quabit ( antigua Afirma, antigua Astroc) que debería multiplicarse x 399 para que los que compraron en los máximos de 2007 quedasen en tablas.

Pero si nos vamos a valores fuertes de otras bolsas veremos que podemos encontrar ejemplos de inversiones ruinosas a largo plazo si se escogió mal el punto de entrada.

Por ejemplo veremos como Allianz, una de las compañías de seguros del mundo más importante tendría que multiplicarse x 4 para volver a niveles del año 2000, Commerzbank tendría que multiplicarse x 13 para regresar a niveles del año 2000, Cisco tendría que multiplicarse x 5 para que recuperasen la inversión los que apostaron por el valor en máximos de 2000, volviendo al sector bancario Citigroup tendría que multiplicarse x 14 para que los inversores que compraron el valor en máximos de 2007 quedasen a pre, Intel tendría que multiplicarse x 3 para regresar a máximos del año 2000, Alstom o Sony tendrían que multiplicarse x 6 para volver a máximos del año 2001 y 2000 respectivamente y Nokia tendría que multiplicarse x 15 para volver a máximos del año 2000.

Está claro por lo tanto que tanto en el corto, como medio como largo plazo es vital el timing, elegir un buen punto de entrada y nunca ir contra la tendencia porque después puede ser muy difícil que el valor regrese a nuestro precio de compra si hemos errado en el timing. También queda claro que no hay valores seguros o no seguros, sino valores que tienen ciclos alcistas y bajistas y durante los bajistas no hay que estar dentro. La gestión del riesgo mediante stops es fundamental o de lo contrario cualquier día podremos encontrarnos en nuestra cartera con una inversión ruinosa como alguna de las que hemos hablado en este enlace. Ya no solo es el peligro de que la empresa que hemso comprado pueda quebrar o el coste de oportunidad de tener un dinero invertido sin poder tocarlo o de no ganar lo que sube el coste de la vida, sino que hay que añadir el peligro de no recuperar nunca la inversión ni yendo a largo plazo.  Nunca vaya en contra de la tendencia, ponga stops y asuma pérdidas cuando toque, ese es el único secreto para que protega su capital.

David Galán

Director Renta Variable de Bolsa General



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies