Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | El ciudadano de a pie será el pagano de la crisis: se acabaron las hipotecas a euribor más 0,30
1581
post-template-default,single,single-post,postid-1581,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

08 Oct 2007 El ciudadano de a pie será el pagano de la crisis: se acabaron las hipotecas a euribor más 0,30

Por mucho que los políticos aseguren que aquí no pasa nada y que el euribor ha tocado techo, los expertos del sector financiero tienen muy claro quién va a ser el pagano de la crisis global de crédito: el ciudadano de a pie.

 

 Si usted tenía pensado pedir una hipoteca o llevársela a otra entidad, o bien financiar la compra de un coche o de unas vacaciones, vaya preparándose.

Los especialistas consultados anticipan el final de la era de crédito fácil para todo el mundo en que vivíamos hasta ahora. Y no se trata sólo de opiniones; la encuesta sobre préstamos bancarios que publicó el viernes el BCE recoge un brusco endurecimiento de las condiciones de crédito a empresas y particulares en el tercer trimestre. Y apunta claramente a un empeoramiento de la situación en los próximos meses.

Concretamente, el endurecimiento neto -diferencia entre el número de entidades que han elevado los requisitos para conceder créditos y las que los han relajado- fue de un fuerte 31% en la financiación a empresas. Algo que contrasta vivamente con la relajación del 3% del trimestre anterior, según la institución que preside Jean-Claude Trichet. En los préstamos hipotecarios -siempre más seguros que los créditos a empresas-, el endurecimiento neto fue del 12% en el tercer trimestre frente a una relajación del 1% en el segundo. Este endurecimiento se tradujo en mayores diferenciales respecto al euribor, menor proporción del valor de la vivienda y mayores exigencias de avales.

“Se han acabado las hipotecas con diferenciales ridículos como las que ofrecían hasta ahora muchas entidades”, opina un directivo de un banco de inversión. “Se ha terminado eso de dar créditos por más de lo que valen los pisos y que supongan el 80% del sueldo. O las grandes ofertas por las que el banco corre con todos los gastos si le llevas tu hipoteca”, añade.

De ahí que no importe demasiado que el euribor deje de subir, puesto que lo que va a aumentar es el diferencial respecto al tipo de referencia que se va a aplicar a partir de ahora en los créditos. Respecto a que el euribor baje, los economistas tienen serias dudas, precisamente por las tensiones actuales en el interbancario y porque eso anticiparía una bajada de tipos por parte del BCE muy “improbable” pese a la fortaleza del euro (las tensiones inflacionistas provocadas por las materias primas lo impiden).

Detrás de estas restricciones se encuentra la dificultad para obtener liquidez: el 80% de las entidades ha tenido dificultades para titulizar créditos hipotecarios y el 72%, para vender créditos a empresas. También han encontrado problemas en la financiación interbancaria y a través de deuda a corto y largo plazo, si bien los porcentajes son menores.

Se acabó el ‘Cayenne para todos’

Lo mismo va a ocurrir con la financiación al consumo, a juicio de los expertos, aunque en este campo la encuesta del BCE todavía no detecta un endurecimiento de las condiciones. “Hasta ahora parecía que regalaban los Porsches Cayenne. Todo el mundo podía comprarse uno, porque cualquier entidad se lo financiaba sin problemas. Y eso no es lo normal, lo normal es lo que se nos avecina ahora”, ironizan en otra entidad.

Este argumento se oye por todas partes: lo que va a hacer la banca no es un exceso, sino que los excesos eran las prácticas habituales hasta ahora. “A partir de ahora, se va a distinguir entre unos y otros clientes, se va a discriminar en función de la solvencia de cada empresa y de cada particular”, añade esta fuente.

Las empresas lo pasarán peor

El problema va a ser mayor para las empresas que para los particulares, puesto que su demanda de crédito sigue siendo fuerte -continuó creciendo al 5% en el tercer trimestre- mientras que la de hipotecas se está derrumbando: según el BCE, el 15% de los bancos registró menores peticiones de hipotecas. Algo que refleja claramente el empeoramiento del mercado inmobiliario y el deterioro de la confianza de los consumidores, según el propio instituto emisor.

De cara al futuro, las perspectivas son todavía más sombrías: el 50% de los bancos europeos prevé un endurecimiento de los requisitos de crédito a las grandes empresas en los próximos tres meses; en especial para financiar fusiones y adquisiciones, aunque también para inversiones fijas. Respecto al crédito hipotecario, este porcentaje apenas supera el 20%. La razón es la falta de confianza en una solución rápida a la escasez actual de liquidez; de hecho, el 80% de las entidades espera un agravamiento mayor de las dificultades para colocar los préstamos empresariales.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies