La creciente volatilidad ha pasado factura al mercado y los índices bursátiles han ralentizado el ritmo de las subidas: el Índice General de la Bolsa de Madrid apenas ha sumado un 1,1% entre el 31 de marzo y el 1 de julio, mientras que el Ibex ha avanzado un 1,71%.

La cartera de consenso que veinticinco firmas de inversión elaboran para EXPANSIÓN lo ha reflejado fielmente, con un resultado discreto en el trimestre: un mejora de 2,67 puntos porcentuales (diferencia entre porcentajes) respecto al primer trimestre. Con todo, el rendimiento medio de las cestas de hasta seis valores seleccionadas por los analistas sigue brillando en comparación con el conjunto de la bolsa: acumula un 11,31% en el primer semestre del año, lo que supone más que duplicar las ganancias que atesoran los índices en el mismo periodo.

La progresión de las carteras sigue siendo muy positiva, incluso mejora. El número de firmas de inversión que han superado la rentabilidad obtenida por la media del mercado durante el último trimestre asciende al 84%. Esta cifra era del 80% a 31 de marzo.
La cartera de Uno-e se mantiene a la cabeza de la clasificación, con una rentabilidad del 25,39%, lo que supone más que cuadriplicar el rendimiento del Ibex 35. Gaesco, que ha avanzado decididamente en el segundo trimestre, le persigue a cierta distancia, con unas ganancias del 20,47%, e Interdin se sitúa en tercer lugar, con un 20, 21%.

Las mejores cestas
Sin embargo, es la cartera de Inversis Banco la que mejor se ha comportado durante el trimestre. Este equipo de expertos ha conseguido sumar unas sustanciales ganancias –13,75 puntos porcentuales–, con su estrategia. La clave del éxito de la cartera de Inversis Banco ha sido su apuesta por Técnicas Reunidas e Iberdrola. La compañía de ingeniería, auxiliar del sector petrolero, ha despuntado como uno de los valores revelación del trimestre, periodo en el que sus acciones se han revalorizado un 34,63%.

Los analistas de Inversis Banco seleccionaron a la compañía “porque su cartera de pedidos le asegura unos ingresos recurrentes durante los próximos dos años”. Y para los expertos de Gaesco, que también han rentabilizado la elección de Técnicas Reunidas en su cartera del segundo trimestre del año, las buenas perspectivas de la compañía, que está reconociendo el mercado, se basan en el aumento de las inversiones de los grandes grupos petroleros en nuevos proyectos industriales, construcción de refinerías y otras infraestructuras, y en la mejora de los márgenes.

La cesta de Inversis Banco también incluía Telefónica, Santander, Tubacex y FCC. Los dos pesos pesados de la bolsa española –los valores más ponderados en la segunda cartera de consenso del año– apenas han aportado réditos a las estrategias de las firmas. La operadora de telecomunicaciones ha sumado un 1,73% y el primer banco español ha avanzado un 3,76%, afectados por la desconfianza de los inversores internacionales hacia la bolsa española en general y por el temor a que las grandes compañías cotizadas españolas se embarquen en procesos de compras –de hecho Santander está en el consorcio bancario que puja para hacerse con ABN Amro–, que puedan dañar sus cuentas a corto plazo.

El mayor lastre de la cartera de Inversis ha sido FCC. El descenso del 13% de las acciones de grupo constructor pone de relieve el castigo que ha dispensado el mercado a los valores inmobiliarios y constructores durante los últimos meses, desencadenado por la grave crisis de Astroc. Las acciones de la inmobiliaria valenciana se desplomaron un 43% el pasdo 18 de abril después de conocerse datos de su auditoría que revelaron que gran parte del beneficio obtenido por la inmobiliaria en 2006 se debió a la venta de inmuebles por parte de Astroc a CVCapital, sociedad del presidente de la compañía, Enrique Bañuelos.

El batacazo de Astroc (ha perdido un 87,01% desde el máximo histórico del 26 de febrero en 72,6 euros) ha dejado muy dañada la confianza de los inversores en el sector inmobiliario, que ha desaparecido de la cartera de consenso para el tercer trimestre, y ha reducido la presencia de los grupos constructores a la mínima expresión.

Nuevas propuestas
FCC se mantiene en dos de las nuevas propuestas de los equipos de análisis, al igual que Ferrovial. Acciona es favorita para uno de las veinticinco firmas que elaboran la cartera de consenso. Pese a que son pocos los que han optado por incluirlas, FCC y Ferrovial son las que ofrecen más potencial de revalorización hasta su precio objetivo, según el consenso que reúne FacSet-JCF: un 26,14% y un 31,63%, respectivamente.

Pero lo más llamativo de la nueva cartera de consenso es el salto de gigante de BBVA, desde el 3,33% que ponderaba en el primer trimestre, hasta el 8,07%. El segundo banco español, que pisa los talones a Telefónica (pesa un 8,73%), nunca había cosechado tantos adeptos. Con independencia de que su valoración es atractiva –un PER (relación precio/beneficio de 11,3 veces, frente a las 12,5 veces del sector europeo–, sus perspectivas de resultados favorables y la rentabilidad por dividendo elevada–un xxx%–, los analistas dan por hecho que el banco que preside Francisco González jugará un papel protagonista en el proceso de consolidación sectorial que se juega en Europa. Destacan también los avances de Iberdrola –sube del séptimo al tercer lugar entre los valores preferidos por los analistas– y Zeltia, que se hace un hueco importante, con el respaldo de cinco firmas y una ponderación del 2,96% en la cartera de consenso.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) se refuerza como uno de las compañías favoritas para el verano. Las expectativas de movimientos corporativos en el sector europeo están en plena ebullición y BME es un objetivo preciado, según los expertos. Pero se produzca o no el baile de alianzas, el negocio del hólding va como un tiro. Los datos de volúmenes de contratación del último mes han sido espectaculares, con un crecimiento del 93% respecto a junio de 2006.

Las cifras cumuladas en el año –un incremento del negocio del 61,5%–están llevando a algunas firmas a revisar sus previsiones del ejercicio. Es el caso de Ibersecurities, que incluye a BME en su cartera, y acaba de elevar el precio objetivo de las acciones un 16,6%, desde 45,3 euros hasta 50 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 13,5% respecto a la cotización actual.
Repsol vuelve a figurar en el grupo de compañías con más apoyos hasta el otoño. La decisión del grupo petrolero de deshacerse de una parte de su filial YPF abre nuevas perspectivas para el valor. Indra e Inditex siguen como apuestas de peso en las carteras.

Cambio de papeles
A las puertas de que se formalicen sendas ofertas de compra sobre Altadis e Iberia, ambas empresas salen de las estrategias de las firmas para este trimestre. Las acciones cotizan en los niveles que se barajan como contraprestación y los expertos no creen que se vayan a producir sorpresas que puedan otorgar recorridos adicionales significativos.

Destaca la entrada de Fersa Energías Renovables, incorporada hace apenas dos meses a la negociación en el Mercado Continuo. La compañía es pequeña –su capitalización asciende a 656 millones de euros–, pero cuenta a su favor con la pertenencia a uno de los sectores de moda en las bolsas internacionales.

Un saludo.