Reuters

MADRID (Reuters) – El Ibex-35 acabó el jueves con su mayor desplome desde junio entre el nerviosismo generalizado de los inversores que veían como el resto de las plazas exteriores también eran golpeadas por temores imprecisos que acabaron imponiéndose a unos favorables resultados empresariales.

Expertos dijeron que los temores a un eventual colapso hipotecario y crediticio en EEUU flotaba en el ambiente bursátil, aunque este argumento se convertía en banal y recurrente cada vez que se desataban los nervios en el mercado.

“Ocurre que los temores se han apoderado poco a poco de los inversores, hay beneficios acumulados y las ventas se alimentan con más ventas. No hay nada en concreto. Está el tema hipotecario en EEUU, pero esto no es nuevo”, dijo Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

El Ibex-35 cerró con un descenso del 2,66 por ciento a 14. 540,4 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de Madrid cayó un 2,54 por ciento a 1.602,41 puntos. Se trata del mayor descenso diario del selectivo desde junio, cuando el principal indicador de la Bolsa española perdió un 2,5 por ciento.

En Europa, las principales bolsas también registraron caídas superiores al 2 por ciento.

“Tenemos un soporte de 14. 600 y si hoy cierra por debajo de este nivel, podemos irnos fácilmente a 14.000″, añadió López.

Entre las caídas más destacadas, Antena 3, Cintra y Sogecable perdieron más de un 4 por ciento de su valor en bolsa.

Entre los valores de más peso del Ibex-35, BBVA y Santander cayeron un 3,0 por ciento y un 2,88 por ciento, respectivamente. Telefónica se dejó un 2,59 por ciento y Repsol, un 4,26 por ciento

La caída de los títulos del banco Santander se produjo pese a que la entidad cántabra anunciara unos resultados por encima de los esperados por el mercado.

ACS, que anunció resultados tras el cierre, bajó un 2,14 por ciento a 43,86 euros. La constructora indicó que su beneficio atribuible superó en un 169 por ciento a los del mismo periodo del año anterior y mejoraron los pronósticos del mercado.

Las acciones de Indra, que también publicó sus resultados tras el cierre del mercado, perdió un 1,08 por ciento. La compañía, que elevó el objetivo del crecimiento de sus ventas para este año, dijo que su beneficio neto — también por encima de las previsiones del mercado — subió un 21 por ciento en el primer semestre a 74,8 millones de euros.

El contrapunto a la oleada bajista del mercado fueron los títulos de Astroc que ganaron un 38,74 por ciento después de que el presidente de la compañía hiciera efectiva su dimisión.

Un saludo.