Bolsa General, Análisis de bolsa y mercados | Especular con CFDs Señales de compra/venta y estrategias
15329
single,single-post,postid-15329,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

08 Mar 2010 Especular con CFDs Señales de compra/venta y estrategias

A pesar de que llevamos años recomendándolos y hemos comentado sus pros y contas en el foro seguimos recibiendo numerosas dudas de como se especula a la baja o como funcionan los CFDs, por lo que aprovecho para traer una explicación sobre estos productos que espero sea de vuestro interés.

Es absurdo hoy en día, tan solo operar en un sentido, ya que la bolsa sube y baja y tanto en el corto plazo, como en el largo plazo hay periodos bajistas y alcistas. El mercado nos proporciona productos muy interesantes para intentar aprovechar los movimientos y especular en los dos lados del mercado: alcista y bajista. Un producto útil para gestionar el riesgo con una cartera con acciones son los CFDs, que explicaremos con detalle a continuación….

 

Los contratos por Diferencias o CFDs(contract for differences, por sus siglas en inglés), son operaciones financieras llevadas a cabo sobre acciones o índices bursátiles en los que la liquidación de los mismos se realiza por la diferencia entre el precio de compra y el de venta, y todo ello, además sin necesidad de llevar a cabo la entrega física del activo subyacente( títulos físicos o índices). Las dos partes acuerdan intercambiar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un activo financiero.

Por lo tanto, el CFD no es más que un contrato entre el inversor y una entidad financiera( normalmente un broker o banco emisor) por e que este compra los títulos en Bolsa y financia la adquisición, de modo que el inversor solo tiene que adelantar una pequeña parte de la inversión total. El  contrato por diferencia(CFD) se liquida cuando el inversor lo desee, obteniendo este último como beneficio la diferencia entre el precio de compra y el de venta, igual que si hubiese comprador directamente las acciones. En caso de posiciones bajistas, el sistema es idéntico pero lo que hace en este caso la entidad financiera es vender las acciones para luego rcomprarlas.

Como ejemplo, si compras por ejemplo a 9 euros y vendes a 10 euros, ganas un euro. Si primero vendes a 10 y recompras a 9 ganas un euro por título. Si por el contrario compras por ejemplo a 10 y vendes a 9 pierdes un euro por título Si primero vendes a 9 y recompras a 0 pierdes un euro.

En el supuesto de reparto de dividendos, el inversor de Contratos por Diferencias (CFDs) mantiene todos los derechos económicos de la acción. Por ello, se le abonarán los dividendos correspondientes y también el importe que le corresponda del derecho de ampliación preferente en el supuesto de ampliación de capital.
Si, en cambio, su posición de mercado, en el momento del pago del dividendo es vendedora (corta), se le descontará por acción la cantidad a que asciende el dividendo.
La realización de una ampliación de capital por parte de una empresa supondría para el portador de posiciones compradoras sobre la misma, participar en la ampliación en idénticas condiciones que el resto de inversores. El abono en cuenta de las acciones se realizará en la fecha que se recoja en las condiciones de ampliación.
Contrariamente, al inversor que tenga abierta una posición corta (es decir, que se halle vendido), se le descontará el número de acciones correspondientes, según las condiciones de la ampliación.
Asimismo y, para terminar, debemos señalar que el inversor, poseedor de los Contratos por Diferencias (CFDs), al no ostentar físicamente los títulos en propiedad, no podrá utilizar los derechos políticos que dimanan de la acción, tales como el derecho a voto en las juntas de accionistas.

Es importante por lo tanto controlar el efecto apalancamiento, esto es no tomar posiciones muy fuertes sin tener ese capital, ya que si el broker solo nos cobran el 10% de la posición en concepto de garantía, a efectos de especulación nos estamos jugando el 1000% de lo depositado. Podríamos comprar mil euros en acciones, y nos pedirían al cierre cien euros en concepto de garantías. Estaríamos jugando depositando 100 euros, pero jugándonos un nominal de 1000 y las variaciones diarias vendrían derivadas de esa posición nominal de 1000 euros. El apalancamiento sería por lo tanto de x10.

Comentar que el capital que desembolsamos en concepto de garantías, puede ser igual en todos los activos sobre el capital invertido (10% al cierre, 4% en intradía en el caso de Interdin) o puede ser un porcentaje  que establece el broker en función del riesgo del activo elegido, por lo que no pedirían la misma garantía para ponerse corto en Telefónica que en Prisa, como es el caso de Renta 4).

Desde Bolsa General Asesores recomendamos utilizar por tanto los CFDs para tomar posiciones bajistas en acciones, por ser un producto fácil de utilizar y el más adecuado para cubrir el riesgo de caídas en una cartera o para directamente especular para beneficiarse de movimientos bajistas. Nos parece un producto mucho más adecuado que las opciones( muy complicadas para el que se inicia en bolsa y donde entran más variables, como vencimiento, volatilidad o pérdida del valor temporal de la opción por paso del tiempo) y mucho mejor que los warrants donde la manipulación del emisor es bestial.

Además me gustaría destacar que podemos encontrar dos tipos de CFDs:

Los CFDs con horquilla de contratación fijada por el emisor y los CFDs con acceso directo al mercado. Desde Bolsa  General sin duda recomendamos, los segundos. Esto significa que nuestro broker replica exactamente la horquilla del mercado. Si Telefónica tiene una horquilla de 18,085/18,095 en CONTADO, nosotros con los CFDs accederemos a esa misma horquilla a la hora de comprar o vender nuestros CFDs. En esta linea funciona Interdin, por ejemplo.

Otros brokers en cambio crean una especie de submercado, con una horquilla de negociación propia( posiciones de oferta y demanda). Ellos son los que marcan la horquilla, es decir, ellos nos dicen a que precio nos compran y nos venden los títulos y no mantiene la horquilla del mercado de contado.

En este caso el emisor de CFDS podrá ofrecer oferta sin comisiones y las comisiones nos las cobrará indirectamente en las horquillas, ofreciendo horquillas más holgadas, produciendo que compremos más caro y vendamos más barato.( Ellos se quedan la diferencia).

Otra cosa que debemos fijarnos, además de las comisiones, y en la que hay que prestar una atención importante, es al número de activos disponibles para ponernos cortos. Para ponerse largos o comprar, recomendamos el contado desde B.G.Asesores ya que la única ventaja en el lado largo del CFD es la posibilidad de apalancarse, algo de lo que jamás hay que abusar, ya que jugarse lo que no se tiene nunca es buena idea para gestionar el riesgo. Por lo tanto recomendamos sobretodo los CFDs como mejor alternativa para ponerse corto en acciones y es importante que el broker que utilicemos nos permita una amplia de activos disponibles. De hecho para seguir nuestras dos carteras que siguen batiendo al Ibex recomendamos utilizar los CFDs para las posiciones bajistas tanto de la CARTERA TOP 5  como de la cartera de corto plazo. Para información de la operativa en ambas carteras, pinchad los enlaces.

Lamentablemente a día de hoy, existen numerosas restricciones para ponerse corto en valores del mercado continuo y del Ibex 35 con CFDs, pero algunos brokers ofrecen una gama bastante amplia, mientras en otros apenas deja utilizarlos para unos pocos valores del Ibex 35.

Por lo tanto, tenemos en los CFDs un producto adecuado para especular en las dos direcciones con las acciones, siendo de más utilidad para índices utilizar los futuros, regulados por MEFF, con mayor liquidez, horquillas más competitivas. Para índices: CFDs (ventaja mayor fragmentacion del apalancamiento y sin vencimiento) o FUTUROS,  para comprar acciones: CONTADO o CFDs( si no temos otro remedio que apalacarnos y para posiciones bajistas en acciones CFDs.

Recordar para terminar que el apalancamiento es una opción, no una obligación. Siempre debemos pensar y fijarnos en lo que estamos invirtiendo y no la cantidad que depositamos en garantías, ya que lo que perdamos o ganemos será en relación a lo que estemos invirtiendo y no en relación a la cantidad que hayamos depositado como garantía. Por lo tanto podemos y debemos dejar dinero en la recámara a pesar de que al comprar o vender titulos mediante CFDs solo nos quiten un porcentaje en concepto de garantías.

Ejemplo de operativa:

Queremos invertir en 1.000 acciones de BBVA a 10 euros cada acción. Para ello abrimos un contrato con el broker, que es el que compra los títulos. Nosotros como inversor no tenemos que desembolsar los 10.000 euros que cuesta la operación en Bolsa, sino tan solo un porcentaje que oscila de un 4%, si la operación es intradía, a un 10%, si la operación queda abierta a final de sesión( a partir de las 5 de la tarde en Interdin). Es decir, estaríamos hablando de que, ante una inversión real de 10.000 euros, tan sólo deberíamos desembolsar la suma de 400 o 1.000 euros, lo que supone un apalancamiento financiero semejante al del futuro sobre el índice del Ibex 35.
Siguiendo con el ejemplo anterior, si las acciones de BBVA suben a 10,10 euros y el inversor desea liquidar su contrato por diferencias (CFDs), dará orden al broker que venderá la 1.000 acciones de BBVA. El beneficio obtenido por el inversor será la diferencia con el precio de compra, es decir, 0,10 euros X 1.000 acciones = 100 euros. Esto supone una rentabilidad del 10% sobre la cantidad real desembolsada por el inversor en concepto de garantía en el supuesto de que la inversión se hubiese mantenido abierta durante más de una sesión bursátil, llegando a ser el beneficio de un 25 % en el supuesto de que la operación hubiera sido intradía.
Los contratos por diferencias (CFDs) fueron creados ya hace años por los hedge funds, habiéndose generalizado su uso entre los inversores europeos. A modo de ejemplo, decir que los contratos por diferencias suponen aproximadamente el 35% del volumen de contratación de la Bolsa de Londres, estando ampliamente extendido su uso entre los inversores minoristas de dicho país.

En este sentido destacar que en nuestra carteras la rentabilidad se calcula sin apalancamiento y sin sumar rentabilidades. Recomiendo la lectura de este post sobre el calculo de rentabilidades. Pinchar AQUÍ. Por lo que si un inversor siguió las estrategias sobre Santander de la cartera top 5, habría ganado un 142,50%, sin apalancamiento. Si se hubiera apalancado con CFDs y tomando como ejemplo Interdin, habría ganado un 1.425%, pero nuestra recomendación es que se use lo menos posible el apalancamiento, dado que si las cosas no saliesen bien y suponiendo que tenemos diez mil euros para especular, con CFDs nos permitirían jugarnos como si tuvieramos cien mil euros, pero suponiendo que compramos cien mil euros en acciones y perdemos un 10%, perderíamos TODO EL CAPITAL. Mi recomendación por lo tanto es usar los CFDs con cabeza, sin miedo pero sin abusar del aplancamiento que permiten. Como siempre recomendamos desde B.G.Asesores no pensar solo en términos de hipotética RENTABILIDAD sino en términos de RIESGO( cuánto perdemos si sale mal).

Cualquier duda, sugerencia u opinión sobre el tema podéis plasmarla desde nuestro foro, con nuestra una comunidad de trading que sigue en pleno crecimiento.

Dirección B.G.Asesores

David Galán

Director Renta Variable y Gestor de Carteras de  Bolsa General.



wordpress theme powered by jazzsurf.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analiticas. Al continuar navegando aceptas nuestra politica de cookies. Puedes ampliar información sobre la política de cookies,

ACEPTAR