Macrons

analisis macro de los mercados

Recopilación de artículos sobre la crisis en Bolsa General

21 de febrero de 2009 | 15:42|

Os traigo una recopilación para este fin de semana de los artículos publicados en Bolsa general por nuestro compañero Macrons sobre la actual crisis económica y su desarrollo.
En el último publicado el pasado día 16 ¿Podremos descabalgar la crisis galopante? se resumen 2 puntos importantes:

consideramos que son dos los puntos que deben ser abordados con la máxima urgencia:
1).- Recapitalización del sector financiero global y separación de los activos problemáticos, para recuperar la normalidad crediticia y adelantarse a la crisis evitando su profundización.
2).- Recuperación del clima de confianza, que estimule a los consumidores, inversores, empresas y negocios, a recuperar la seguridad necesaria para no posponer sus decisiones de consumo e inversión.

Sólo así podremos descabalgar la crisis que nos atenaza.
El pasado 4 de Enero publicabamos 2008 al borde del abismo – 2009 ¿qué podemos esperar? resumiendo las noticias sobre la crisis del 2008 y adelantado previsiones para el 2009 “…Confesemos sin ambigüedades que lo peor de la crisis de la economía real, está aún por llegar…” […]

¿Podremos descabalgar la crisis galopante?

16 de febrero de 2009 | 10:10|

Desde sus comienzos, la crisis ha ido tomando cada vez matices más sombríos.

Las enormes cantidades de productos de ingeniería financiera ligados a activos (que contribuyeron a sobrevalorar) se tornaron amenaza sin precedentes, cuando la burbuja de activos híper valorados comenzó a desinflarse.

Los países emergentes, siguiendo las viejas recetas neoliberales del FMI y Banco Mundial, aplicaron políticas fiscales y monetarias rigurosas, saneando sus economías, ahorrando en exceso y creando enormes reservas en divisas, para evitar la repetición de crisis sistémicas del tipo de la asiática del 1997. Paradójicamente, el exceso de ahorro y reservas, ha alimentado los flujos monetarios, contribuyendo decisivamente, merced al efecto multiplicador explosivo de los derivados financieros, a la mayor crisis económica desde la Gran Depresión del 1929.

Para constatar la importancia y magnitud de dichos flujos, baste reseñar que en el último decenio, los activos y pasivos de países con exceso de ahorro depositados en los más desarrollados, duplicaron su PIB.

Da idea de la magnitud de las cifras que sólo en “credit-default swaps CDS” (productos que mediante pago de una prima, cubren al prestamista) se manejan cifras cercanas a los  60 billones de dólares (430% el PIB de EEUU). Los CDS son contratos entre particulares, no habiendo pues información disponible sobre las ramificaciones, frente a la hipotética quiebra  del asegurador. Se negocian en modalidad OTC (over-the-counter) no pasando por mercados regulados. El volumen de intercambios no regulados y opacos, típico de los OTC, superó los 750 billones de dólares (104,6 el PIB de EEUU) multiplicándose por  10 en el último decenio… […]

Poniendo en perspectiva la presente depresión

20 de enero de 2009 | 15:07|

Se suele entender por recesión la acumulación de dos cuatrimestres seguidos de decrecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), aunque en el caso de Estados Unidos, es el Departamento Nacional de Investigación Económica (America´s National Bureau of Economic Research) el organismo encargado de determinar su comienzo, basándose en un riguroso análisis de un amplio número de indicadores económicos.

Sin embargo, no existe un criterio uniforme para diferenciar entre recesión y depresión.

Los estudiosos del tema siguen dos escuelas diferentes; la que atiende a su gravedad y la que atiende a su origen. Para los primeros, la recesión será depresión si el descenso PIB -en términos reales- es mayor del 10% o su extensión superior a los tres años. Recordemos que las recesiones cortas duran de seis a nueve meses; la recesión promedio, de 14 a 18 meses (si bien otros estos datos son controvertidos).

Para los partidarios del origen como causa, puede haber depresiones suaves, que no cumplan con esos criterios.

Para ellos la diferencia real está en el origen… […]

2008 al borde del abismo – 2009 ¿qué podemos esperar?

4 de enero de 2009 | 16:15|

Terminó 2008, año en que la economía mundial ha bordeado el abismo.

La decisión del Secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson, de crear un precedente ejemplar (evitar “el Peligro Moral”) dejando hundirse Lehman Brothers marcó el comienzo del colapso crediticio del sector financiero globalizado, que atravesaba ya una situación de evidentes dificultades. El 15 de Septiembre, el crédito prácticamente se congeló. Lo que siguió fue una autentica carrera desesperada de las autoridades estadounidenses tratando de sortear la catástrofe total de la economía global, que pilló en los primeros momentos, desprevenidos a sus homólogos europeos. Sólo Nicolas Sarkozy (sobresaliente), Gordon Brown (notable) y Rodríguez Zapatero (aprobado alto) supieron estar a la altura de las circunstancias.

Las empresas vieron enormemente dificultada y encarecida la obtención de crédito bancario al tiempo que, prácticamente se anulaba su posibilidad de emisión de papel comercial y bonos, otras alternativas comúnmente usadas para financiarse a corto plazo.

El crédito a la exportación se vio, igualmente, muy dificultado… […]

Plan de estímulo fiscal europeo

12 de diciembre de 2008 | 13:44|

Venimos insistiendo en la necesidad de aplicar planes fiscales de estimulo económico, adecuados a la magnitud de la gravísima crisis que atraviesa el planeta.

Parece que finalmente Angela Merkel mostró su apoyo al plan de estimulo económico de la Unión Europea, muy criticado -por excesivo- por muchos líderes alemanes. El plan, tasado en 200.000 millones de euros (1,5% del PIB de la zona) es, en nuestra opinión,  de todo punto insuficiente.

Consideramos que para ser efectivos y evitar un aumento del paro desproporcionado, se necesitarían cifras en la horquilla 600.000-800.000 millones de euros, equivalentes al 4,5% – 6% del PIB de la zona.

Después vendrán afirmando que los planes de estimulo fiscal no cumplen su propósito. Pero claro, no pueden ir mucho más allá, porque el famoso Pacto de Estabilidad y Crecimiento, no permite déficits fiscales mayores del 3% y no hay coraje suficiente para reconocer lo evidente y actuar en consecuencia. […]

Recesión o depresión

24 de noviembre de 2008 | 21:24|

China ha comenzado recientemente un aterrizaje más brusco de lo esperado. Después de un decenio de crecimiento de su PIB por encima del 10%, las últimas cifras apuntaban a un descenso en el entorno del 8%, basado principalmente en un incremento robusto del consumo interno, al no poderse paliar el debilitamiento del sector exportador, afectado por la crisis global.

En esa coyuntura, China da un ejemplo de pragmatismo a Europa, Estados Unidos y Japón -ya con crecimientos del PIB negativos- programando un paquete de estimulo fiscal en concordancia con la magnitud del reto al que se enfrenta la economía mundial. Su plan está tasado en 586.000 millones de dólares, es decir entre el 14% y 15% de su PIB.

El plan ira enfocado principalmente a infraestructuras, sanidad, educación y protección del medio ambiente.

Estados Unidos lleva ya invertidos abundantes recursos públicos en combatir la crisis, comenzando por el paquete de ayuda fiscal de 168.000 dólares (1,2 PIB) aprobado el pasado mes de febrero (que sirvió para retrasar la entrada en recesión); los rescates del sector financiero en agosto y el plan posterior de ayuda a dicho sector de 700.000 millones de dólares (5% PIB) pueden parecer cifras excesivas, pero sólo para el sistema financiero y asegurador y asociados, se necesitarán cifras TOTALES cercanas a los 1.6 trillones (americanos) de dólares (11,4 del PIB), según nuestros cálculos… […]

Sobre la reciente revalorización del yen y dólar estadounidense

14 de noviembre de 2008 | 12:50|

El proceso tendente a garantizar más estabilidad al sistema financiero internacional, será largo y plagado de dificultades; empero es necesario si queremos evitar seísmos de la magnitud del que estamos viviendo que, sin los pasos para atajarlo ya tomados (y los que sin duda seguirán), habrían desembocado en una crisis de proporciones apocalípticas.

En Aclarando conceptos sobre política monetaria (articulo plúmbeo y soporífero cuya lectura pocos habrán completado) llamábamos la atención sobre la necesidad de actualizar las métricas existentes, para lo que es prerrequisito regular adecuadamente la ingente cantidad de productos desregulados actuales:
“La multiplicidad de nuevos productos con grandes apalancamientos, y sobre todo, los enormes flujos monetarios, que se mueven globalmente a través de transacciones electrónicas, hacen necesario un nuevo planteamiento de los agregados adaptados a los nacientes productos y tecnologías.
Para apreciar la importancia de esos factores, baste decir que más del 66% de las reservas monetaria en dólares, se encuentran fuera de Estados Unidos, en poder principalmente de China, Japón Y los Países del Golfo.

En resumen, creo que con lo contado quedará claro que cuando aseveramos la necesidad de una revisión a fondo de las métricas monetarias, que tenga en cuenta los flujos producidos como consecuencia diferencias de tipos […]